Así es el nuevo iPad de 9,7 pulgadas por dentro

Los chicos de iFixit han vuelto a descuartizar completamente otro de los nuevos dispositivos de Apple, el nuevo iPad de 9,7 pulgadas, como ya hicieran antes con el iPhone X. Si te interesa saber cómo son por dentro por ejemplo un iPhone X o el nuevo iPad, o si simplemente quieres conseguir el fondo de pantalla de alguna de estas máquinas, siempre es interesante seguir paso a paso cómo se abren y cómo están diseñados también por dentro. Uno de los legados de Steve Jobs en cuanto al diseño de los productos de Apple, es que por dentro tienen que estar tan bien diseñados como por fuera, incluso si el usuario no va a abrir nunca la máquina. El primer Macintosh ya estaba diseñado con esta mentalidad. En el caso del nuevo modelo de iPad, que para poder diferenciarlo todos llamamos ahora iPad 6 a pesar de no ser su nombre oficial, no encontramos grandes sorpresas. Se abre levantando el cristal de la pantalla.

iPad 6 por dentro

Muchos de sus componentes, incluyendo la pantalla, están pegados con bastante pegamento, y hay que aplicar calor o líquidos para conseguir reblandecerlo, y así, poder tomar los componentes sin dañarlos.

iPad 6 por dentro

iPad 6 por dentro

Obviamente, por dentro el componente más grande que encontramos tras la pantalla, es la batería, dividida en dos grandes baterías como en modelos anteriores de iPad. Es exactamente la misma batería de 32,9 Wh que utilizaba el modelo anterior de iPad de 9,7 pulgadas.

Batería del iPad 6

La placa base es también muy similar a la del modelo anterior de iPad, pero ahora tiene un SoC (System on Chip) A10 Fusion de Apple, más rápido y potente que el del modelo anterior. Al tener bastante espacio por el que repartir los componentes, sólo tiene los mismos en un lado de la placa, dejando el otro lado virgen de ningún componente soldado, algo que diferencia las placas base de un iPad respecto a las que podemos encontrar en un iPhone.

Placa base de un iPad 6

Vía: iFixit.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre