Dejar el iPhone cargando toda la noche no le causa ningún daño, no te creas los bulos

Hoy leemos en un blog dentro de la red del diario deportivo As llamado Betech que no es buena idea cargar un smartphone durante la noche, que es cuando muchos de nosotros tenemos la costumbre de cargar nuestro iPhone… lo ponemos a cargar antes de ir a dormir y por la mañana lo tenemos ya al 100% de capacidad. En ese artículo enlazan este estudio de The Battery University en donde señalan muchos de los factores que hacen que una batería se degrade antes de tiempo, como por ejemplo cargarlas a un voltaje más elevado para acelerar la carga o la temperatura a la que están expuestas cuando funcionan.

Batería del iPhone 7

Pues bien, para dejarlo claro desde el principio, no existe ningún problema en dejar el iPhone cargando durante toda la noche, porque de hecho, no carga durante toda la noche incluso si está conectado a su cable de carga Lightning o si está en una base de carga inalámbrica. La razón es que, como también dicen en Betech, un sistema para la carga de la batería al acercarse al 100% de capacidad. De hecho, la carga a partir de unos dos tercios de la carga total, se realiza mucho más lentamente precisamente para degradar menos la batería. Ocurre en los smartphones, las tabletas, e incluso en los coches eléctricos, cuya carga rápida permite llegar al 80% de capacidad en pocos minutos pero luego requiere mucho más tiempo para llegar al 100%. Aunque la degradación de baterías en coches eléctricos no es tan grave como en smartphones debido principalmente a su tamaño, todos estos sistemas permiten alargar la vida útil de cualquier dispositivo que almacene energía eléctrica.

En ese artículo de Betech, se dice que aunque la carga para, la temperatura del smartphone se mantiene elevada. Nosotros podemos confirmar que si la carga se para automáticamente, la temperatura no se incrementa… de hecho, se reduce sustancialmente. Todos cogemos el iPhone bien fresquito por la mañana, incluso después de haberle dejado toda la noche cargando, por esa razón. A no ser que no haya otra fuente de calor cerca del iPhone, como una lámpara cuya bombilla de las de filamento incandescente esté al lado, o la calefacción, el iPhone no se calentará lo más mínimo y la batería, una vez cargada, mantendrá su carga porque la máquina estará alimentándose directamente del cable de carga.

Si eso de no conectar el iPhone a su cable de carga toda la noche fuera cierto, hace mucho tiempo que Apple hubiera indicado eso a sus usuarios, o hubiera ideado un sistema para que eso no fuera un problema. Dicho sistema ya está implementado desde hace mucho tiempo en portátiles, tabletas o smartphones, no sólo de Apple, sino prácticamente de cualquier marca. Los chips encargados de controlar los sistemas de carga hoy en día son muy sofisticados y avanzados, y algo como el calentamiento del sistema cuando la batería se está cargando, está ya muy controlado… un incremento inesperado, puede dar como resultado que la carga deje de realizarse, como medida de seguridad. Por supuesto, cuando la carga de la batería termina de realizarse, también monitorizan todas las temperaturas y todo esto queda registrado en un archivo que luego se puede comprobar en cualquier Apple Store, con el programa que desde su intranet evalúa cómo se ha ido descargando y cargando la batería en los últimos días para determinar si hay irregularidades en estos procesos. Si las hay, se sugiere cambiar la batería, por supuesto gratuitamente si el iPhone está en garantía, y si no lo está, por 29€ a lo largo del año 2018.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre