El iPhone 8 tendrá pantalla con bordes curvados pero no tanto como los smarpthones de Samsung [rumor]

Una de las novedades de diseño del Galaxy S6 o el S7 Edge fueron esos bordes laterales de la pantalla, curvos, que se ven incluso dejando el terminal sobre una mesa, boca abajo. Son sin duda espectaculares, y deja con la boca abierta a muchos, eso de ver cómo todo lo que muestra la pantalla se doble como si se cayera por los lados no deja de ser llamativo, pero, ¿para qué sirve algo así realmente? – la respuesta es sencilla… tal y como Samsung lo ha diseñado, prácticamente para casi nada. Es posible mostrar cierta información en ese borde, es posible sacar unos íconos haciendo un movimiento de barrido desde el mismo… pero eso es algo que ya se puede hacer en cualquier smartphone con una pantalla normal. La información que se puede mostrar en ese borde, como una regla para medir cosas o una serie de contactos no llega a ser algo que le cambie la vida a nadie.

Samsung Galaxy S7 Edge

Es por esta razón que nos preguntamos cómo hará Apple, si finalmente curva los lados de la pantalla de un iPhone, para justificar un cambio de diseño así más allá de tener un aspecto espectacular. Está claro que si Apple hace algo así, es porque le ve una utilidad clara. Es algo muy difícil de determinar, y en el pasado Apple ha sacado adelante funcionalidades como 3D Touch que permiten presionar más fuerte sobre la pantalla para conseguir sacar menús y funciones que de otra manera permanecen ocultos… aunque podría parecer útil para muchos usuarios, la verdad es que tampoco es una función que todos los usuarios de iPhone 6S o 7 utilicen continuamente. Sí, era una nueva funcionalidad que puede sorprender inicialmente, pero que probablemente no se ha llegado a utilizar tanto como esperaban.

Concepto de diseño de Gabor Balogh

Hoy un nuevo rumor de Nikkei Asian Review nos cuenta que el próximo iPhone, efectivamente, tendrá una pantalla con bordes curvados en los lados pero no tanto como en los smartphones de Samsung, y que esa será la principal novedad de la nueva máquina, sin funcionalidades nuevas; Sólo será un cambio de aspecto. La verdad, es que nos cuesta mucho imaginar una situación así, en el año del décimo aniversario del iPhone, y teniendo en cuenta que el equipo de diseño de procesadores de Apple probablemente esté preparando su nuevo procesador A11, que probablemente dejará al A10 bastante atrás en cuando a rendimiento. Si lo que nos cuentan en el Nikkei Asian es cierto, podría significar que esos bordes de pantalla estarían doblados sólo para que la gente se sorprenda, algo que nos cuesta todavía más creer en Apple, una empresa en donde todo lo que hacen tiene un propósito claro y conciso: evolucionar algo para hacerlo mejor, y que esas mejoras realmente merezcan la pena el esfuerzo… que ayuden a sus usuarios a hacer cosas que antes, no podían. Esto está en el ADN de la compañía, pero ahí queda el rumor, veremos dentro de unos meses si el próximo iPhone tiene una pantalla curvada o no, y si la tiene, para qué la han doblado

Concepto de diseño de Gabor Balogh.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre