Apple lanza los pagos electrónicos con Felica en Japón, ya es posible subir al tren pagando con un iPhone 7

Apple ha pulsado hoy el botón que permite activar el sistema de pagos utilizando el chip Felica en Japón. Es algo muy importante porque todos los sistemas de metro y cercanías de todas las grandes ciudades del archipiélago nipón, funcionan con ese chip en tarjetas y móviles japoneses desde hace muchos años. Allí es muy habitual comprar cualquier cosa, como una bebida en cualquier máquina expendedora en la calle o hacer la compra en el supermercado con este tipo de tarjetas, que simplemente todo el mundo utiliza. Por eso, ahora todos estos pagos se podrán hacer directamente acercando el iPhone 7 a la plataforma de pago en lugar de la tarjeta correspondiente.

Metro en Tokio

El lanzamiento no ha sido nada suave; Literalmente decenas de miles de japoneses se han lanzado a registrar las tarjetas de crédito en las que se cargan los costes de estas tarjetas de pago que ahora son sustituidas por la tarjeta virtual del iPhone 7, y por esa razón el sistema se ha colapsado. Los primeros que querían probarlo en el tren que les llevaba al trabajo por la mañana no han podido hacerlo al no poder guardar sus tarjetas de crédito pero pasadas un par de horas el sistema volvió a funcionar y a la vuelta muchos han podido utilizar ese chip Felica del iPhone 7.

Una de las cosas irónicas que ha tenido este lanzamiento es que aunque el iPhone 6 y 6S tienen también un chip NFC, no han podido utilizarlo nunca en Japón, ya que no era compatible con los sistemas de pago establecidos basados en ese chip Felica de Sony. Esos modelos siguen sin poder pagar para entrar al metro – pero el iPhone 7 ha solucionado este problema en ese país. El nuevo Apple Watch Series 2 también es compatible con este sistema japonés, que también se utiliza en Hong Kong y Singapur.

Mientras tanto, en España y el resto de países hispanohablantes aparte de EEUU, seguimos esperando a poder pagar algo algún día con un iPhone. Apple Pay continúa brillando por su ausencia tras más de dos años de espera.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre