El Apple Watch y el iPod nano, y por qué este último tiene mucha más autonomía

Hoy en día nadie piensa en el Apple Watch como en un sucesor del iPod nano, pero en cierto sentido, esta máquina es su evolución. También se utiliza como reloj, aparte de que irónicamente tiene una duración de batería de unas tres semanas si se utiliza sólo para comprobar la hora. Eso, es mucho más que los tres días que permite el Apple Watch en el modo de ahorro de energía. Todo, en una máquina que cuesta tres veces menos. ¿Cómo es posible?

Apple Watch e iPod nano de 6ta generación

La propia Apple lo anunció también como un dispositivo wearable, y el propio Steve Jobs dijo durante su presentación que uno de los directivos de Apple tenía planeado utilizarlo como reloj.

iPod nano como reloj

Muchas empresas sacaron al mercado correas en las que se podía poner el iPod nano, como las de la imagen superior. Futuras actualizaciones del sistema operativo del iPod, Pixo OS, incluían muchos relojes que se podían cambiar fácilmente, como se puede hacer también en el Apple Watch. A pesar de todo esto, lo que muchos no se esperaban es que el Apple Watch fuera una evolución del iPod nano.

Todos esperábamos que el Apple Watch fuera la evolución de un iPhone con una pantalla mucho más pequeña, y de hecho el reloj utiliza Watch OS como sistema operativo, que es una versión reducida de iOS, pero en el SDK (paquete de software de desarrollo) que entregan a desarrolladores para que creen Apps para esta máquina hay múltiples referencias al Nano… son librerías y otros recursos que todavía hoy en día se están utilizando.

Referencias al iPod nano

Es una prueba más de que el Apple Watch tiene mucho más del iPod nano de lo que muchos se pensaban antes. Parte de su equipo de desarrollo es también el equipo de que diseñó y produjo el iPod nano. Sin embargo, el Apple Watch es una máquina mucho más avanzada en muchos sentidos; Tiene una pantalla de más resolución que todo el mundo piensa que es OLED aunque Apple no lo indique oficialmente, tiene Force Touch para detectar diferentes niveles de presión, la corona o rueda lateral, una interfaz totalmente nueva y diferente mucho más avanzada, se comunica vía Bluetooth 4 y Wi-Fi con el iPhone, tiene NFC, lleva micrófono y altavoz, un motor háptico para vibraciones en notificaciones y demás, una CPU que rivaliza con la del iPhone 4S que se vendía hace poco más de tres años… es sin duda un dispositivo muy diferente y con necesidades de consumo también mucho más elevadas, que evitan que pueda estar tres semanas encendido sin cargarse. El iPod nano nunca avisará si te ha llegado un Whatsapp o un email porque no está conectado permanentemente al iPhone.

Aún así si todo esto no te convence, no es muy difícil conseguir un iPod nano y utilizarlo como reloj – en cualquier caso probablemente muchos pensarán que llevas un Apple Watch si no se acercan demasiado.

Vía: 9to5Mac.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre