Apple expande su red de centros de reparación autorizados a más de 200 países

Apple ha decidido expandir su plan de empresas de reparación asociadas a más de 200 países, que es prácticamente el mismo número de países en donde se venden productos de Apple oficialmente. Lo han dado a conocer en esta nota de prensa y el significado de esta decisión es, básicamente, que cualquier empresa de reparación que cualquier parte del mundo podrá recibir piezas originales de Apple para reparar iPhones, de manera que no sea ni obligatorio ni restrictivo tener que llevar el iPhone a un establecimiento de Apple, porque en muchos países esto no es ni siquiera una posibilidad.

iPhone siendo reparado

Estas empresas de reparación deben seguir una serie de criterios mínimos para poder formar parte de este programa pero ahora son muchísimo menos exigentes que antaño, ampliando en la práctica a cualquier empresa que se dedique a esto la posibilidad de recibir piezas originales en lugar de tener que recurrir a componentes no oficiales fabricados por cualquier otra empresa en China que no colabora con Apple, por ejemplo.

El coste para participar en este programa de reparación es nulo. Lo único que Apple pide es que el técnico reparador siga un curso de la compañía para conseguir un certificado de reparador oficial de Apple, que también es gratuito.

Esto sin duda ayudará a mejorar mucho la situación de las reparaciones de iPhone sobre todo en países en los que no hay una Apple Store. En los que sí hay, ayudará a que el cliente pueda tener opciones probablemente más baratas a la hora de reparar un iPhone o un Mac, en comparación con los precios de reparación que Apple cobra en sus tiendas o web.