Un divertido anuncio de TV de Apple promociona el escudo cerámico del iPhone 12, pero tiene mucho cuidado: Te explicamos por qué

Como probablemente ya sabrás, el iPhone 12 tiene un escudo cerámico sobre su pantalla. Se trata de una muy fina capa de cristal cerámico que le otorga más resistencia de la que tendría sin él.

iPhone 12 con escudo cerámico (Ceramic Shield)
iPhone 12 con escudo cerámico (Ceramic Shield), cuatro veces más resistente a caídas.

Esto no quiere decir que la pantalla no se rompa si se cae al suelo. Se rompe. Sin embargo, sí que es cierto que aguanta goles que, de otra manera, sí hubieran roto la pantalla. Es un paso más en el camino de hacer el iPhone un poco más resistente, y aunque no hace milagros, todo lo que sean nuevas protecciones, es bienvenido.

No obstante, hay que tener mucho cuidado con esto porque las demandas están a la vuelta de la esquina en EEUU en cuanto uno comete el más pequeño error en sus comunicaciones de marketing. En Apple obviamente lo saben y por eso en este nuevo anuncio de TV que acaban de publicar para promocionar precisamente ese escudo cerámico hay un detalle muy, muy importante. En el anuncio vemos a una chica que hace malabares para conseguir que su iPhone 12 no se caiga al suelo cuando se le resbala de la mano. Todos hemos estado en esa situación. Con una sincronización perfecta con la música, finalmente ese iPhone se acaba cayendo, pero lo hace, curiosamente… en el único lugar con tierra que hay en la acerca, diríamos que en decenas de metros alrededor de ella. ¡Qué buena suerte! – la verdad, es que es sencillo; El iPhone tiene muchas menos probabilidades de romperse si cae sobre arena que si cae sobre el pavimento de la acera que hay justo al lado. Así, Apple puede decir que ese iPhone 12 no se ha roto porque ha caído sobre arena, no porque tenga un escudo cerámico. Es la fina línea que separa la publicidad engañosa de la promocional.

Ceramic Shield o escudo cerámico del iPhone

En cualquier caso, échale un vistazo al vídeo, porque es realmente divertido, merece mucho la pena.