Nueva patente describe nuevos métodos para usar un iPhone como baliza de emergencia

Una nueva patente de Apple nos muestra nuevos métodos para poder hacer llamadas de emergencia en situaciones extremas, así como alargar la duración de la carga de la batería para conseguir que los servicios de rescate puedan encontrar un iPhone durante el máximo tiempo posible.

Utilización de un iPhone como un beacon de seguridad
Utilización de un iPhone como un beacon de seguridad, según una patente de Apple.

En la patente se describe por ejemplo un método que permite a un iPhone utilizar otro a modo de baliza de emergencia o emergency beacon en inglés, generando una señal que puede ser captada por las personas que vengan a ayudar y así localizar dónde está el usuario.

La patente es interesante porque en ella encontramos además muchas de las facetas que es necesario estudiar a la hora de crear un servicio de emergencia de este tipo. Por ejemplo, en esta gráfica podemos ver qué partes de un iPhone consumen más energía. La radio celular, marcada como GSM, es la que más energía consume cuando no tenemos una red Wi-Fi disponible si bajamos el brillo de la pantalla al menos hasta el 33%. Si estamos utilizando una red Wi-Fi, la pantalla es la que más energía consume de todo el dispositivo.

Consumo energético de las diferentes partes que componen un smartphone
Consumo energético de las diferentes partes que componen un smartphone, según una patente de Apple.

La idea puede parecer sencilla pero no es nada fácil de llevar a cabo. Se trata de reducir el consumo energético del dispositivo al máximo para poder emitir esa señal de la baliza de emergencia durante el período de tiempo más largo posible, ya que eso puede ser vital a la hora de ser encontrado.

Como ocurre con todas las patentes, una cosa es que Apple esté haciendo investigaciones e inventando métodos para conseguir que un iPhone funcione como una baliza de emergencia, y otra que sea realmente práctico o útil, o que decidan emplearlo algún día en futuros modelos de iPhone. Lo único seguro viendo esta patente es que en Apple están investigando cómo conseguir mejorar los sistemas de llamadas de emergencia y localización cuando un usuario se encuentra en problemas. Sin duda, es una de las funcionalidades más importantes de un iPhone, porque te pueden salvar la vida.