El iPhone 8 tendrá una pantalla OLED curvada según el WSJ

De todas las publicaciones norteamericanas que publican rumores sobre Apple, probablemente la más fiable es el Wall Street Journal. Si dicen que el iPhone será de esta manera, con un 99% de probabilidades, el iPhone será de esa manera. Tienen raíces muy profundas dentro de Apple y casi se puede pensar en ellos como un canal de comunicación oficial de Apple. Por eso es importante lo que hoy nos cuentan; El iPhone 8 tendrá una pantalla OLED curvada. Lamentablemente su artículo completo está detrás de un muro de pago, pero aquí os contamos exactamente lo que publican.

Concepto de diseño iPhone 8 con bordes de pantalla doblados

Al igual que contaron antes los rumores de otros analistas, en el WSJ creen que este año veremos no dos, sino tres modelos de iPhone nuevos. Uno tendrá esa nueva pantalla LCD, y los otros dos, serán evoluciones de los actuales iPhone 7 y 7 Plus.

Ese nuevo iPhone OLED, será algo así como el iPhone del décimo aniversario. Esta máquina no tendría un botón Home debajo de la pantalla, sino una zona táctil en la que se dibujaría ese botón, virtualmente, con una pantalla que ocuparía también toda la zona inferior del frontal del iPhone. Si esto se cumple, y recordemos que lo está diciendo el WSJ, sería el primer iPhone que no tiene un margen en la parte superior e inferior de la pantalla. Sería, de hecho, el primer iPhone sin botón Home.

Además de eso, dicen que este nuevo modelo de iPhone tendrá por primera vez un puerto USB-C para cargar, dejando atrás el puerto Lightning. Este detalle es probablemente la información que cuesta más creer de este informe del WSJ.

Lo que cuentan de un nuevo y tercer modelo con pantalla ocupando el espacio del actual botón Home tiene sentido porque los usuarios que sigan gustando del ya tradicional diseño del iPhone, con su botón Home con Touch ID bajo la pantalla, podrían seguir comprando y actualizando sus máquinas. Los que gusten del nuevo diseño, podrían optar por esa versión del décimo aniversario, y así Apple podría comprobar la reacción del mercado al primer cambio de diseño verdaderamente radical del iPhone. Esta experiencia podría ser decisiva para tomar la decisión de mantener ese nuevo diseño en años venideros o volver a lo que todos conocemos ahora, un botón Home táctil bajo la pantalla. Apple tiene que ser muy cauta con este tipo de rediseños porque se juega todo el futuro de la empresa… no olvidemos que el iPhone es, de lejos, el producto que más ingresos económicos les reporta.

Por otro lado, que el primer iPhone OLED sea un modelo nuevo, también ayuda para conseguir tener disponibilidad de ese tipo de pantallas, que hoy en día cuesta mucho más encontrar en el mercado en comparación con las pantallas LCD, ya que muchas menos marcas las pueden fabricar en estos momentos. Repartiendo las ventas del iPhone entre diferentes nuevos modelos, ayuda a aliviar un poco más este problema mientras la industria consigue producir pantallas OLED a un volumen mayor.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre