Samsung culpable de infringir patentes de Apple, debe pagar 119 millones de dólares

Apple ha vuelto a salir victoriosa del nuevo juicio que ha tenido lugar en California contra Samsung, en el que ambas compañías se acusaban de infringir patentes en el diseño y fabricación de sus respectivos smartphones. Así, Samsung deberá pagar a Apple 119,6 millones de dólares en daños y perjuicios, que probablemente se incrementarán ya que se han encontrado más dispositivos que utilizan esas patentes de Apple y que no han sido tenido todavía en cuenta por el jurado popular en su deliberación.

Apple y Samsung

Es una victoria agridulce para Apple, porque pedían más de 2000 millones de dólares en daños y perjuicios y han conseguido mucho menos de lo esperado. Sí, han ganado el juicio, y han ganado casi 120 millones de dólares, pero también Apple tendrá que pagar a Samsung 158.400 dólares porque el jurado también ha deliberado que la compañía de la manzana ha violado una de las patentes de Samsung, aunque sin mala intención según sus propias palabras.

Aunque ambas compañías se encuentran enzarzadas en juicios menores por todo el mundo, el primer gran juicio otorgó a Apple más de 1000 millones de dólares que luego fueron reducidos a poco más de 900, un gran victoria. Este segundo gran juicio se salda por ahora con estos 119 millones de dólares, pero probablemente ambas compañías apelarán la decisión y el asunto se alargará todavía bastante más en el tiempo.

Vía: Re/code.

5 Comentarios

  1. Hay un error:
    pero también Apple tendrá que pagar a Samsung 158.400 dólares porque el jurado también ha deliberado que la compañía de la manzana ha violado una de las patentes de Apple (Samsung), aunque sin mala intención según sus propias palabras.

  2. me encanta el iPhone pero creo que muchos estarán de acuerdo en que el galaxy s5 es bonito y a veces dan ganas de probarlo.
    Samsung debería sentarse a negociar con Apple para permitirles poner IOS en sus terminales igual que lo hace Microsoft con Windows, parece algo inconcebible pero se imaginan algo así

    • Steve Jobs se basó en la siguiente frase de Alan Kay, como una filosofía de Apple:
      » People who are really serious about software should make their own hardware»

      o

      «Las personas que toman el software seriamente, deberían hacer su propio hardware»

      La limitación de instalar iOS en iPhones es beneficioso, aunque no lo parezca a primera mano.
      Si el desarrollador del software no tiene idea del dispositivo en que se está instalando su software, puede resultar en problemas muy al estilo de android, donde aplicaciones famosas, como Instagram, dejan de funcionar: http://www.abc.es/Media/201204/04/instagramincomtible–644×362.jpg

      Apple se preocupa porque el producto final sea un producto excepcional, y por eso deben tener control tanto del software, como del hardware donde se instala el software.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre