Steve Jobs presentó el iPhone hace 16 años

Tal día como ayer, hace 16 años, Steve Jobs presentó el iPhone original en la que posiblemente es mejor presentación de un producto de la historia, o, al menos, la más representativa. Él sabía lo que tenía, y sabía que los asistentes la Macworld Expo ese día iban a volver a casa completamente alucinados. Realmente, él sabía antes que el resto del mundo que se trataba de un día histórico.

Steve Jobs mostrando el iPhone

Desde ese día, Apple ha lanzado muchos más modelos de iPhone y sin duda ha vendido mucho más de lo que incluso Steve Jobs se imaginaba en esos primeros días del producto más importante de la compañía. Ahora tenemos un catálogo enorme de muchos tamaños, colores y materiales, con procesadores muchísimo más rápidos, cámaras infinitamente mejores y pantallas mucho más grandes con una resolución mucho más alta. iPhoneOS, ahora iOS, ha evolucionado de manera increíble y hoy en día cuesta encontrar cosas que se echen de menos, que debería tener y no aún no tiene. Es un sistema mucho más maduro.

Todo esto no lo vio venir nadie fuera de Apple. BlackBerry dominaba el mercado de los smartphones, que se consideraban un producto para trabajadores o ejecutivos, Microsoft pensaba que Windows Phone tendría el éxito de su sistema para PCs, Nokia pensaba que podrían seguir haciendo lo mismo que llevaban haciendo desde muchos años antes, lanzando al mercado una miríada de móviles con muchos colores y formas como si equivocarse no tuviera consecuencias graves. Las tenía. Hoy en día, de cara al cliente, no son ni la sombra de lo que fueron y la compañía sobrevive muy bien con sus negocios B2B, vendiendo tecnología de antenas y comunicaciones a operadoras de telefonía móvil, pero de cara al consumidor, simplemente casi han desaparecido de la faz de nuestro planeta. Microsoft, por su lado, ha tirado la toalla con los smartphones, es un mercado perdido para ellos. BlackBerry, casi nadie recuerdan nada de ellos.

El iPhone, gracias a su interfaz bonita y súper suave y a la posibilidad de tener un navegador web completo en un teléfono móvil, se convirtió en todo un éxito y redefinió como debe ser un smartphone. Al iPhone original le faltaba 3G (que llevaba muchos años funcionando en muchos otros teléfonos), le faltaba poder grabar vídeo, le faltaba copiar y pegar, o poder poner una imagen como fondo de pantalla… le faltaba una App Store. Le faltaban muchas cosas, pero ponía la usabilidad a un nivel nunca visto antes en ningún teléfono móvil. Correo, web, música… todo esto lo hacía mejor que ningún otro dispositivo antes. Apple hizo lo que hace siempre, que es lanzar un producto y luego trabajar en mejorarlo paulatinamente, sin prisa pero sin pausa, llegando a nuestros días.

iPhone original en una vitrina de cristal en el día de su lanzamiento
iPhone original en una vitrina de cristal en el día de su lanzamiento. Esto era lo más cerca que se podía estar de uno, pero nadie lo podía tocar. La razón, es que a duras penas funcionaba.

Lo más curioso de ese día de la presentación es que esos prototipos de iPhone que Steve Jobs utilizó durante su presentación a duras penas funcionaban. Tuvo a los programadores que prepararon esas unidades en vilo hasta el último segundo, pero afortunadamente, todo salió como debía salir.

Steve Jobs admirando el iPhone

Fue un día histórico. Aquí puedes verlo de nuevo.

iPhoneros empezó pocos días después de esa presentación, así que esta web está también a punto de cumplir quince años. Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado durante todo este tiempo.