Bulos de WhatsApp que tienes que dejar de reenviar a tus amigos (I)

Estos días es habitual recibir vía WhatsApp mensajes reenviados que en muchas ocasiones no son todo lo fieles a la verdad que podrían ser. Muchos de ellos no tienen mala intención, otros sí la tienen, pero todos ellos buscan algo muy claro y conciso: El reenvío, la difusión y transmisión. Haciéndolo, les das una credibilidad que tus contactos, al recibirlo de alguien conocido, interpretan como algo más cierto todavía. Así, poco a poco, es como se van perpetuando en el tiempo, que es lo que su autor original, nunca identificado, quiere. En este artículo os vamos a mostrar uno que nos ha llegado hace poco y que cumple perfectamente con todas las características de un bulo que no debes reenviar a ninguno de tus contactos, para parar la cadena.

Bulo transmitido vía WhatsApp

Vayamos punto por punto;

El número de emergencia en todo el mundo es 112

Falso. En México es el 911. En EEUU es también el 911, aunque el 112 puede redirigir automáticamente al 911 en redes GSM, y por eso depende de la red a la que esté conectado el smartphone cuando se llama. En Japón y Taiwán es el 110… como vemos, en muchos países, el número es diferente En España y el resto de la Unión Europea sí es el 112.

Lo que sí es cierto es que el número se puede marcar con el smartphone bloqueado… de hecho, funciona incluso sin tener una tarjeta SIM dentro. Cualquier teléfono móvil o smartphone puede llamar a emergencias en cualquier situación, siempre y cuando se pueda encender y conectar a redes de telefonía móvil, en cualquier país del mundo.

Transmitir el código de las llaves del coche para abrirlo a través del móvil

Falso. Hay muchos métodos para abrir un coche, y el más utilizado es el de radiofrecuencia. Un móvil no puede re-transmitir esta señal remotamente. No se trata de un sonido o audio que se pueda retransmitir. Hay sistemas para recibir y registrar la emisión de radio que emite la llave y luego reproducirla con una emisora de radio diferente, por ejemplo utilizando un Arduino o una Raspberry Pi, que es el sistema utilizado por algunos ladrones de coches para entrar dentro. Pero es poco habitual y requiere de un adaptador de radio programable USB que, si bien es barato y fácil de conseguir, también es necesario tener bastantes conocimientos del tema. Obviamente aquí no vamos a enlazar a temas así pero esos mismos adaptadores USB se pueden utilizar tanto para ver la TV como para captar la señal de los Aviones que vuelen relativamente cerca, por ejemplo. Es, simplemente, un receptor de radio programable que también se puede utilizar, entre muchas otras cosas, para captar la señal que emite el mando remoto de un coche.

Otro método utilizado por llaves de coches más antiguos es el de la luz infrarroja, que de nuevo, no se puede transmitir aunque técnicamente hablando sería posible hacerlo por ejemplo con un iPhone, con una App que utilizara la cámara para ver qué secuencia de emisiones de luz infrarroja hace el mando y luego la enviara a otro iPhone X que utilizara el emisor de luz infrarroja que permite utilizar Face ID para imitar la misma secuencia de parpadeo. Esto, quizás funcionaría pero habría que probarlo primero y hacer muchos ajustes. Por último, muchos coches tienen un código de apertura que cambia con cada utilización del mando, y esto, no podría ser transmitido de vuelta a la llave, impidiendo la apertura del vehículo.

Por último, muchas llaves incorporan también un chip NFC que es identificado por el coche en el interior, y sin él, el motor no puede arrancar. Aunque consiguiéramos abrir el coche, no lo podríamos mover.

Tras agotarse la batería del móvil se utiliza una reserva de hasta el 50%

Falso. Si la batería de tu iPhone o cualquier otro smartphone se agota, no podrás encenderlo de nuevo. Si la dejas reposar es posible que se encienda de nuevo un minuto o dos. Pero es muy poco probable. Si se reduce la temperatura drásticamente, también es posible sacar unos pocos minutos, pero de nuevo, es poco probable. Las baterías no tienen “reservas” de ningún tiempo… cuando se agotan, se agotan, y punto. Los fabricantes se aseguran de que el sistema exprime hasta el último electrón que contengan.

Si una batería está defectuosa es posible que se apague el sistema antes de esté completamente descargada… y por eso, si intentamos encender el smartphone de nuevo, lo podría hacer. Pero este, es un caso diferente, producido por la degradación de la batería y su vida útil, no porque tenga algún tipo de reserva.

Qué hacer si te roban el móvil: El número IMEI.

Es cierto que al teclear *#06# en la App de teléfono, aparece el IMEI del terminal en pantalla. Está bien apuntarlo, pero en cualquier caso ya lo tienes apuntado en la caja en donde te vino el iPhone, por detrás. Es cierto que dando ese número a tu operadora, es posible bloquear el terminal en la operadora de telefonía que lo usabas, y a veces en otras del mismo país también, pero es posible que prefieras no hacerlo, porque así, puedes usar Buscar mi iPhone para averiguar dónde está, o puedes borrarlo remotamente usando la opción correspondiente en la webapp de Buscar mi iPhone que puedes encontrar en icloud.com – también puedes enviar mensajes para intentar recuperarlo, por ejemplo con otro número de teléfono si lo has perdido en el transporte público. En cualquier caso, sin la contraseña de tu cuenta de Apple, nadie podrá utilizarlo ni acceder a datos que tengas dentro, siempre y cuando tengas buscar mi iPhone activado, claro.

Buscar mi iPhone

Por último, tu operadora de telefonía móvil ya tiene registrado tu IMEI, por lo que no es necesario que se lo des. Ellos tienen el número porque el terminal se ha conectado a su red celular reiteradamente en el pasado, con tu número. Saben cuál es.

Como ves, todos los puntos son falsos. Es mejor tener muy claras las cosas y confirmarlo todo antes antes de fomentar la difusión de bulos o medias verdades al resto de tus contactos.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre