La pantalla OLED del Galaxy S7 nombrada mejor pantalla de smartphone por DisplayMate

DisplayMate Technologies es una empresa concentrada en la tarea de hacer reviews de pantallas al más alto nivel. Comprueban absolutamente todos los detalles, los miden, someten a la pantalla de cualquier dispositivo a pruebas y concluyen con un veredicto. En este nicho particular, son toda una eminencia y por eso es noticia que hoy eleven a la pantalla OLED del nuevo Samsung Galaxy S7 como la mejor que puede llevar un smartphone hoy en día.

Samsung Galaxy S7

No hace mucho, evaluaron también la pantalla del Apple Watch, e incluso compararon los diferentes modelos que hay con cristal de zafiro o Ion-X (más convencional) a la luz del día, con el objetivo de ver cuál podría ser la mejor. Ahora, dando el número uno de las pantallas de smartphone a un modelo OLED dejan claro que esta tecnología ha ido solucionando las diferencias que tenían con las pantallas LCD como las que todos los modelos de iPhone han ido utilizando hasta ahora. Esto refuerza aún más el rumor de que el iPhone que se presente en el año 2018 podría llevar una pantalla tipo OLED en lugar de LCD como las actuales.

Como hemos explicado en anteriores ocasiones, una pantalla OLED tiene la particularidad de encender cada uno de sus sub-píxeles rojo, verde y azul de manera individual. No hay una capa iluminada detrás que haga pasar la luz a través de la pantalla, sino que es la propia pantalla la que emite luz. Esto permite hacer pantallas flexibles en una lámina de plástico, y permite también ahorrar mucho espacio en un smartphone, porque quitan una capa completa al terminal, la de la retroiluminación.

Pantalla OLED de Samsung

Al mismo tiempo, ofrecen ahorros de energía en la mayoría de los casos, porque cuando se visualiza cualquier imagen con un pixel negro, ese pixel no se enciende y por lo tanto no consume energía. Las pantallas LCD tienen siempre encendido todo su panel de retroiluminación siempre que se están usando, independientemente del contenido que se muestre en pantalla. Sin embargo, este método puede consumir menos energía que una pantalla OLED en algunos casos concretos, como por ejemplo a la hora de mostrar una pantalla con un fondo blanco… en ese caso, muchísimos pixeles están encendidos al mismo tiempo, haciendo que el consumo se dispare por encima del que causa un panel de retroiluminación en una pantalla LCD.

Además de esto, en el pasado las pantallas OLED han presentado colores bastante irreales, muy exagerados, o tonalidades azuladas o verdosas. Todos estos problemas, con el paso de los años, han sido solucionados por Samsung, ahora mismo la marca que más apuesta por esta tecnología y sin duda la que mejores pantallas OLED puede fabricar en la actualidad. Ahora que las diferencias en cuanto la calidad de la reproducción del color se hacen menores respecto a las pantallas LCD, es cuando todos pensamos que Apple podría inclinarse finalmente por esta tecnología. De hecho, ya están usando pantallas OLED en el Apple Watch, una máquina en donde el consumo de energía moderado es vital. Esta es la razón también por la que la interfaz del Apple Watch es, en general, un fondo negro con texto en blanco o gris; Así se consigue una mayor autonomía porque la carga de la batería aguanta más.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre