Un niño de 1 año usando el iPhone

De todos es conocida la facilidad de uso de un iPhone. Pero nunca hemos visto a un niño usar un aparato eléctrico de una manera tan natural que casi da miedo. Si en algo destaca el iPhone, es por supuesto en su uso intuitivo. Todos nosotros hemos crecido con aparatos que tenían botones, pero a partir de ahora los niños crecerán con aparatos que se tocan con los dedos y reaccionan a nuestros movimientos, una forma mucho más intuitiva y natural de relacionarte con una máquina, si lo pensamos desde un punto de vista básico, por decirlo de alguna manera.

Es precisamente esto, y nada más, lo que hace que un iPhone sea diferente.

Via: Appleweblog.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre